La finalidad de este blog no oficial, es intentar recuperar del olvido la historia del Servicio Marítimo de Vigilancia Aduanera. En memoria de todos aquellos que desde este pequeño, pero importante cuerpo, sirvieron a España a lo largo de siglos.
Este blog no pretende ser ningún foro de discusión, solo un punto de encuentro para los amantes de la historia naval en general, y del resguardo de rentas en particular. Está abierto a todo aquel que desee aportar artículos, datos e imágenes sobre los temas que aquí se tratan.

Correo de contacto: svahistoria@hotmail.com


Todos los textos, fotos, y dibujos tienen su copyright, solo se permite su descarga para uso privado, para poder publicarlas en otro medio de difusión pública con carácter lucrativo deberá tener el consentimiento del autor de forma expresa.

Unofficial blog about the history of the Spanish Customs Maritime Service.



sábado, 21 de noviembre de 2009

1989 año negro para el SVA. Por Alex.

El siguiente artículo lo envía Alex, y trata sobre los acontecimientos negativos sufridos por el SVA en 1989. Gracias por tu colaboracón Alex.


Bueno comentando un poco acerca de la historia del SVA, hablar de un año negro para la historia del SVA, 1989:

En enero los funcionarios del SVA llegan a una huelga convocada por SESMA y el CSIF, para que se amplíen las plantillas del SVA, ya que por presiones del Ministerio de Interior no se convocaban nuevas plazas, mermando la actividad del servicio, al final de la huelga consiguieron su objetivo."Los funcionarios del Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA) continúan hoy la huelga iniciada ayer para exigir la incorporación de nuevos efectivos, en un intento de combatir más eficazmente la entrada de contrabando de tabaco y droga por las zonas costeras. Según el Sindicato Español del Servicio Marítimo Aduanero (SESMA), la incidencia de la huelga fue del 95% al 99% de los funcionarios. Ceferino Trillo, secretario general del SESMA, declaró: "Desde hace dos años el Ministerio del Interior está vetando la incorporación de nuevos funcionarios al SVA, en un intento de llevarnos a un callejón sin salida, para justificar así la necesidad de crear un cuerpo de Guardia Civil del mar".

En junio de ese año fallece en una persecución a una planeadora el agente Luís Vidal Rocha de 36 años, destinado en Vilagarcía de Arousa, cuando chocando la zodiac en la cual navegaban 3 agentes del SVA, dos de los cuales pudieron saltar antes de que esta se estrellase contra una batea; natural de Sanxenxo, deja viuda y dos hijos, posteriormente se le dará su nombre a una calle de su municipio.

En Julio de ese año son detenidos 4 funcionarios del SVA por la Policía Gibraltareña tras quedar la auxiliar del Alcaraván IV varada en territorio británico persiguiendo a unos traficantes, siendo acusados de entrada ilegal y posesión de armas, el Gobierno español no autorizó a los cuatro funcionarios del Servicio de Vigilancia Aduanera detenidos en Gibraltar, cuando perseguían a unos presuntos traficantes, a que se presenten al juicio." Los funcionarios están en libertad bajo fianza de 300.000 pesetas. El Gobierno ha denegado su autorización para la comparecencia de los funcionarios en juicio "porque los hechos ocurrieron en un territorio en el que España no reconoce la soberanía británica". El Ministerio de Exteriores comunicó ayer al Reino Unido, a través de su embajada en España, que los cuatro funcionarios no comparecerán en el juicio, al tiempo que pidió que les sean retirados los cargos y devueltas las armas, tras la no comparecencia el juez gibraltareño dicto una orden de busca y captura.Los cuatro funcionarios de aduanas, a bordo de una lancha zodiac, perseguían a unos presuntos contrabandistas de tabaco gibraltareños. Tras un tiroteo, ambas embarcaciones quedaron varadas en la playa de Levante de Gibraltar. Los aduaneros, acusados de desembarcar ilegalmente en Gibraltar y de tenencia ilícita de armas, fueron detenidos y puestos a disposición judicial." (Al final el fiscal retiró los cargos quedando sobreseída la causa).

En septiembre plantean trasladar la base de Vilagarcía de Arousa a Ribeira, debido al alto índice de corrupción, debido a la presión social por la situación de la misma."El Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA) se propone desmantelar prácticamente su base de Villagarcía de Arosa, en la provincia de Pontevedra, y trasladar el grueso de sus efectivos destacados allí en la actualidad a la localidad coruñesa de Ribeira. El objetivo de esta medida es doble: potenciar, por una parte, la eficacia del servicio, y prevenir, por otra, la eventual corrupción de sus funcionarios, al sustraerlos de ese modo a las presiones sociales derivadas del contrabando a que se ven sometidos, que son más acusadas en la margen sur de la ría arosana.-En octubre vecinos de La Línea apedrean un helicóptero del SVA.

El 25 de Octubre se aprehende la lanzadera "Bucéfalo" con 600 cajas de tabaco, muere un marinero griego y otro resulta herido, tras tres horas de intensa persecución se procedió a disparar a la lanzadera; posteriormente el Capitán fue condenado por una falta de imprudencia con consecuencia de muerte, lesiones y daños. El Estado pagó 15 millones de pts. a la viuda del fallecido, casi 2 millones al herido y la reparación, remolque y varadero de la lanzadera.

El 15 de diciembre desaparece un helicóptero del SVA desapareciendo sus tres tripulantes"Tragado por el marAún se desconocen las causas de la desaparición en 1989 del helicóptero encargado de vigilar la actividad, posiblemente relacionada con el narcotráfico, de unas embarcaciones en la zona del mar de Alborán.EN una de las habituales labores asignadas a los efectivos del Servicio de Vigilancia Aduanera a través de sus medios aéreos, dentro de la programación de servicios de control y vigilancia de costas, fue demandado uno de los helicópteros de esta Unidad dependiente del ministerio de Hacienda, asignándosele para la primera quincena del mes de diciembre trasladar en comisión de servicio su base operativa al aeropuerto de Almería. Su misión especifica era la de controlar entre la capital almeriense y la provincia de Málaga, cualquier incidente relacionado con el mundo del narcotráfico, que se pudiese detectar en el mar de Alborán. Empezaba a oscurecer y la dotación del helicóptero empezó a llegar al aeropuerto de Almería. Dentro del plan de trabajo para la noche del 15 de diciembre de 1989, se le había participado al comandante de la aeronave Alfonso Blanch la orden de sobrevolar el mar de Alborán en misiones de vigilancia, al detectarse cierto movimientos de embarcaciones recreativas, próximo a la zona de la mar Chica en aguas marroquíes cercanas a Melilla sospechosas de su posible implicación en temas del narcotráfico. El helicóptero no logró llegar a su destino, el mar se lo tragó. Lo que pudo ocurrir, tras el paso de los años, continúa siendo un misterio. Las causas que provocaron la desaparición de la aeronave en alta mar, no llegaron a ser esclarecidas técnicamente en un cien por cien. Alfonso Blanch, piloto e instructor de vuelo, antes de pertenecer a Helipsa con base en Madrid, la empresa a quien el Servicio de Vigilancia Aduanera le tenía asignada la contratación de los medios aéreos, tenía en su currículum una notable hoja de servicios profesionales con varias miles de horas de vuelo y una gran experiencia desarrollada tanto en Europa como en los Estados Unidos. En esas fechas, Allfonso Blanch estaba próximo a cumplir la edad reglamentaria para seguir desarrollando su actividad profesional como piloto.La aeronave salió del aeropuerto de Almería, en torno a las siete de la tarde. La noticia de la desaparición del helicóptero se conoció horas más tarde, una vez que el mecánico de vuelo que se encontraba en tierra, no pudiese establecer contacto con el helicóptero al transcurrir las cuatro horas de autonomía de vuelo del aparato. La operación de búsqueda y localización se centró frente a las costas de Almerimar. La impresión tenían las autoridades aéreas, fue que el helicóptero sufrió el accidente, unos veinte minutos más tarde de despegar del aeropuerto de Almería. Desde el viernes 15 de diciembre, más de un centenar de personas empezaron a movilizarse rastreando un amplio radio de millas frente a las costas del poniente almeriense. Embarcaciones de la Armada, Vigilancia Aduanera, Guardia Civil e incluso algunos pesqueros almerienses, unieron esfuerzos para rastrear la zona donde se sospechaba que pudo haberse producido el accidente, desplazándose desde Algeciras varios helicópteros del SVA y un avión del Servicio Aéreo de Rescate. Esa noche la búsqueda fue infructuosa.A las siete y media de la mañana del sábado 16 de diciembre, a unas ocho millas, en donde se sospechaba que pudo haberse producido el siniestro, uno de los marineros del pesquero almeriense "Las Marías" con base en el puerto pesquero de Roquetas de Mar, detectó el cadáver de uno de los tripulantes del helicóptero, flotando boca arriba y con los brazos en cruz a escasamente dos millas de la costa de Cerrillos. Los años han ido pasando y no se ha llegado a aclarar meridianamente que fue realmente lo que provocó el accidente. El helicóptero continua en el fondo del mar y el cadáver del comandante piloto Alfonso Blanch, atrapado en su interior dentro de la estructura del aparato. Ni avezados pescadores de la zona, junto a especialistas y buceadores del buque de la Armada "Guadalmedina" equipados con cámaras hiperbáricas, que durante dos semanas rastrearon toda la zona, encontraron restos algunos del aparato que posibilitara el rescate del cadáver del comandante o de la aeronave siniestrada.

En abril se hunde la HJ-II en Murcia."Una patrullera del Servicio de Vigilancia Aduanera se hundió en la madrugada de ayer en aguas del litoral murciano con cinco tripulantes a bordo, sin que se hayan producido víctimas mortales, según informaron ayer fuentes del citado departamento. La nave HJ-2, de trece metros de eslora, se fue a pique frente a la zona del Cabo de Palos, a causa de un incendio que se inicio tras registrarse varias explosiones, cuyo origen no ha podido ser determinado. El Servicio de Vigilancia Aduanera de Cartajena, dependiente del Ministerio de Hacienda, precisó que los tripulantes se tiraron al mar cuando se hundía la embarcación y que permanecieron en el agua durante unas tres horas. Un grupo de barcos, entre ellos varios pesqueros y la patrullera de la Armada Villamil, acudió al rescate de los náufragos después de haber recibido las señales de auxilio emitidas desde el buque siniestrado.Los marineros fueron sometidos a un reconocimiento médico en el hospital de Nuestra Señora del Rosell de Cartagena. Tan sólo uno de ellos quedó internado en el centro a causa de un fuerte shock."

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hoy he estado frente al monumento que conmemora la muerte de los dos comandantes pilotos frente a las Playas de Cerrillos, en el limite entre los municipios de Roquetas Y El Ejido.
20 años han pasado ya,una cruz de marmol blanco es todo lo que hay, el misterio sique y seguirá por siempre.Quizás ni sus familias saben donde esta esta cruz.
Hay verguenzas que duelen mas que otras.De cualquier modo "DESCANSEN EN PAZ".Ellos tambien son caidos por la Patria.