La finalidad de este blog no oficial, es intentar recuperar del olvido la historia del Servicio Marítimo de Vigilancia Aduanera. En memoria de todos aquellos que desde este pequeño, pero importante cuerpo, sirvieron a España a lo largo de siglos.
Este blog no pretende ser ningún foro de discusión, solo un punto de encuentro para los amantes de la historia naval en general, y del resguardo de rentas en particular. Está abierto a todo aquel que desee aportar artículos, datos e imágenes sobre los temas que aquí se tratan.

Correo de contacto: svahistoria@hotmail.com


Todos los textos, fotos, y dibujos tienen su copyright, solo se permite su descarga para uso privado, para poder publicarlas en otro medio de difusión pública con carácter lucrativo deberá tener el consentimiento del autor de forma expresa.

Unofficial blog about the history of the Spanish Customs Maritime Service.



miércoles, 30 de enero de 2008

LOS BUQUES DE LA CLASE INSPECTOR.


La Compañía Arrendataria de Tabacos en su ambicioso plan de renovación de su flota de vigilancia marítima de 1.921, aprobó entre otros proyectos la construcción de seis patrulleros de la clase Inspector. Estas unidades fueron las más importantes con las que contó la C.A.T. durante muchos años. Aportaron la novedad de ser pioneras en la propulsión mediante motores diesel, y como podremos ver a continuación tuvieron una vida nada monótona.

Inscritas en el Registro Español y construidas en 1.923 por la Compañía de Reparación Y Construcción de Buques Euskalduna de Bilbao, tenían como característica distintiva su propulsión por motores Diesel rápidos. Veamos su descripción técnica a través de un artículo de la revista The Motor Ship de Agosto de 1.923, “16-Knots Motor Coastal Craft. Six Motor Vessels for an Anti-Smuggling Service”, que me aportó mi estimado amigo Vicente S., una fuente inagotable de datos.

Hay muy pocos buques provistos de motores que realmente se puedan considerar auténticamente rápidos en servicio y hay que decir que el empleo de estos para costeros y para los buques destinados al cruce del Canal no ha sido nunca realmente considerado como una opción. Por esta razón la construcción de seis unidades de patrulleros costeros a motor para la prevención del contrabando en las costas españolas del Mediterráneo es un tema de interés. Manteniendo aparte el curioso servicio al que están destinadas, si dan buen resultado, armadores de pequeños feries y buques de servicios deberán tener presente la vialidad de dicho tipo de propulsión. La orden de construcción fue hecha hace nueve meses y las dos primeras unidades han sido ya comisionadas mientras las cuatro restantes serán entregadas en los próximos tres meses.Tienen unos 113 pies de eslora, (32,33 metros de eslora entre perpendiculares el I-1; 32 metros los I-3 e I-6; 32,40 metros el I-4; 34, 19 metros el I-2 y 33,50 metros el I-5, según la Lista Oficial de Buques de 1.935) con una manga máxima de 17 pies y un calado de 6 pies para un desplazamiento de 132 toneladas.
La sala de máquinas está situada a popa de la cuaderna maestra, y en la parte de proa están los alojamientos para el capitán, dos maquinistas y la sala del armador, también un gran salón en estribor. A popa de la sala de máquinas hay u
n espacio para 10 tripulantes.
Para alcanzar la velocidad de 16 nudos han sido instalados dos motores Sulzer de diseño especial. Los motores tienen cuatro cilindros y dan una potencia de 300 b.h.p. cada uno a la destacable cifra de 400 revoluciones por minuto. Los cilindros son de 280 mm de diámetro por 320 mm de carrera. Son de dos tiempos y aparte de estas consideraciones son de estructura similar a los instalados en los grandes cargueros. Ya se tiene experiencia en la construcción de motores rápidos, que ha sido adquirida con la construcción de unidades similares para su uso en submarinos en los últimos años. Debemos decir que este tipo de motores ha llegado a potencias de hasta 2.000 b.h.p. a la velocidad de 400 r.p.m., y están funcionando correctamente en los submarinos.

Las máquinas en si mueven sus propias bombas de depuración y los compresores de aire en adición a los de agua y aceite. La planta auxiliar comprende un motor semi-Diesel Sulzer de 6 h.p. conectado a una dinamo de 3,5 kw que mueve el compresor de aire, y a su vez la bomba de lastre y la de fuel. El servomotor es eléctrico y también hay un motor eléctrico acoplado al molinete. El buque no tiene dispositivos movidos por vapor.

En pruebas se han obtenido los siguientes resultados: calado a proa 1,5 metros; calado a popa 2,1 metros; desplazamiento 115 toneladas métricas; coeficiente bloque 0,38; velocidad promedio 16,1 nudos; revoluciones por minutos 400; diámetro de la hélice 4 pies 9 pulgadas; paso de la hélice 4 pies y 6 pulgadas; caballos indicados 740; slip aparente 14 por ciento; consumo de fuel 2,8 toneladas por día.

La ventaja de la propulsión Diesel en estas unidades, es que les permite estar inmediatamente disponibles para el servicio, lo cual es de gran importancia. En adición el radio de acción es mucho mayor que el que sería su equivalente al hacer uso del vapor. Los tres tanques disponibles a proa de la sala de máquinas tienen una capacidad de entre 20 y 25 toneladas de fuel, lo que permite al buque estar siete u ocho días navegando a
máxima velocidad sin necesidad de repostar.Todos ellos han sido construidos por la Compañía Euskalduna de Reparación y Construcción de Buques para la Compañía Arrendataria de Tabacos.
Para completar la información y según la Lista Oficial de Buques de 1.935, fueron matriculadas en Vizcaya la “I-1”, “I-2”, “I-3” e “I-5”, en Málaga la “I-4”, y en Cádiz la “I-5”. La “I-2” era la de menor manga y puntal (5,08 y 1,97 metros) y la “I-4” la de mayor puntal, 2,49 metros. Los registros brutos eran los siguientes: 127,75; 117,89; 127,75; 128,19; 131,45; 127,75; sus registros netos: 25,0; 22,7; 25,0; 26,95; 29,64; y 24,0. Todas ellas llevaban T.S.H. (Telegrafía Sin Hilo) con una potencia de salida de ¼ kw.

Sin duda, la Arrendataria estaba orgullosa de su nueva flota adquirida en 1.922. Correspondiendo a la petición oficial del Ministerio de Marina, el Consejo dispuso que el 12 de septiembre de 1.929 se encontrasen en Cartagena los seis buques de la Clase Inspector del Servicio de Vigilancia de la Compañía, para asistir, como auxiliares de la Marina de Guerra, a las maniobras navales que se verificaron en el Mediterráneo. Con la natural satisfacción recibió la Compañía una Real Orden de dicho Ministerio, de fecha 22 de octubre de 1.930, en la que se expresaba el agrado con que S.M. el Rey había visto “…el brillante estado de policía de dichos buques, el entusiasmo con que contribuyeron a los supuestos tácticos y la pericia de las dotaciones de los mismos puestas a prueba constantemente”.

A continuación los pocos datos de los que dispongo de cada una de estas unidades.


Patrullero clase Inspector “I-1” (EAQQ).
Al iniciarse la Guerra Civil fue militarizada. Operó en el Mediterráneo. Para finalmente tras la caída de Barcelona se refugió en Marsella, donde fue recuperada y vendida a un particular. Efectivamente, el 11 de noviembre de 1.936 junto a la "I-2" e "I-4" se encuentra incluido en la flota republicana perteneciendo a la Base de Málaga. El 1 de Junio de 1.937 figura en la flota republicana integrada en la Flotilla de Vigilancia de Cataluña. El 1 de Marzo de 1.938 forma parte de la flota republicana adscrita a la Base Naval de Cartagena junto con la “I-3”.

En abril de 1938, las tropas franquistas llegaron al Mediterráneo por Vinaroz, cortando en dos el territorio republicano y aislando a Cataluña del resto del territorio leal. Surgió entonces la idea de organizar un servicio marítimo que permitiera enlazar las dos zonas y trasladar de una a otra personal, correspondencia oficial y algunos suministros y al que se incorporarían los marinos vascos sin ocupación. La idea fue rápidamente recogida por el comandante Juan Víctor Echevarría, comisario político de la Dirección General de Carabineros, que encomendó su puesta en práctica a la Jefatura Central de Transportes del Ministerio de Hacienda y Economía.

Se creó una pequeña flotilla compuesta por el yate Nere Ametza (359 tn.); varias lanchas de vigilancia de la Tabacalera, de las que la mayor era la “I-1” (128 TM.); unos cuantos motoveleros de 100 a 300 toneladas y escaso andar, y algunas lanchas y yates destinados a vigilancia y servicios portuarios. Algunos barcos iban armados con una o dos ametralladoras para defenderse de los ataques aéreos pero otros iban desarmados. A todos se les asignaba un numeral precedido de las siglas M.H.F. (Ministerio de Hacienda-Flota). Las bases principales estaban en Barcelona, sede de la Jefatura Central de Tranportes, y Valencia, sede de la Subjefatura. Además había puestos en otras poblaciones costeras y en Premiá de Mar un cuartel para los carabineros que no embarcaban.

Desde julio de 1938 hasta el fin de la guerra, los buques de Carabineros realizaron continuamente estas misiones de enlace por la costa levantina. Generalmente navegaban de noche para evitar los ataques de la aviación o de buques de superficie. Aun así también tuvieron sus bajas: el Nere Ametza fue ligeramente averiado durante un bombardeo aéreo en Barcelona, el motovelero Arsenio Cañada fue apresado por el destructor Huesca con toda su tripulación (17-10-38), el Margarita Taberner estuvo a punto de ser hundido por un hidroavión que le atacó después de rebasar Castellón (6-1-39). Durante la evacuación de Cataluña se perdieron varios motoveleros más. El resto, entre ellos la I-1 y el motovelero Malvarrosa, tras recoger a numerosos refugiados, pudieron llegar a Marsella en febrero de 1939 y quedaron allí internados.


Patrullero clase Inspector “I-2” (EAQR).
Al iniciarse la Guerra Civil fue militarizada, en el bando republicano. El 16 agosto de 1.936 participa en el desembarco de Porto Cristo, operando desde Mahón. El 7 de febrero de 1.937 es hundida en Málaga al ser ocupada por los nacionales. Posteriormente es puesta a flote e incorporada a la Marina nacional. El 17 abril de este mismo año se integra en Cádiz como rastreador, con rastras alemanas "negrillo". El 15 julio de 1.940 pasa a tercera situación, por orden de fecha 16 agosto. El 20 octubre de 1.941 las lanchas I-2 e I-6 pasan destinadas a la Flotilla afecta a la Escuela de armas Submarinas. El 16 agosto de 1.948 causa baja en la Armada, por haber sido entregada a Tabacalera, S.A. el día 10. En 1957 se convirtió en mercante.


Patrullero clase Inspector “I-3” (EAQS).

Al iniciarse la Guerra Civil fue militarizada. El 11 de noviembre de 1.936 forma parte de las fuerzas navales de la República en la Base Naval de Mahón. El 1 de junio de 1.937 se encuentra todavía al servicio de la República continuando en la Base Naval de Mahón. Operó en el Mediterráneo. A la caída de Barcelona se refugió en Marsella, donde fue recuperada y desguazada en 1956. Llevó las marcas de costado V-33 cuando sivió a la República.


Patrullero clase Inspector “I-4” (EAQT).
Al iniciarse la Guerra Civil fue militarizada, en el bando republicano. El 7 de febrero es hundida en Málaga por su tripulación ante la inminente entrada de las tropas italianas, y la imposiblidad de escapar al bloquéo de la flota nacional. Seguidamente es puesta flote. El 17 abril de 1.937 se integra en Cádiz como rastreador, con rastras alemanas "negrillo". El 15 julio de 1.940 pasa a tercera situación, por orden de fecha 16 agosto. El 8 julio de 1.945 a la llegada a Baleares, cesará en Cartagena y quedará afecta a la Escuela de Armas Submarinas de Sóller. El 24 marzo 1.947 es dada de baja en la Armada. Ya de hecho había sido devuelta a Tabacalera el día 21 de ese mismo mes.





Patrullero clase Inspector “I-5” (EAQU).
" En Septiembre de 1.925 la gasolinera “I-5” de la Tabacalera forma parte de la flota que apoya el desembarco de Alhucemas: “ todos sin excepción han cumplido brillantemente con su deber, mereciendo el bien y consideración de la Patria; y termino citando personalmente al Capitán de Corbeta Gíl de Sola (dos de sus nietos pertenecen hoy al SVA), que mandando el gasolinera de la Tabacalera “I-5”, sin obligación de ello, aguantó el fuego enemigo hasta ser herido por un disparo de fusil sobre la playa núm. 2, a donde voluntariamente había ido a llevar una orden ". De la Revista General de Marina.

Al iniciarse la Guerra Civil fue militarizada. Operó en el Estrecho al inicio de la Guerra. El 9 octubre 1936 fue cañoneada por el crucero Almirante Cervera y embarrancó en la playa de Estepona. Al parecer ese fue su final, pues no tengo información de que fuera alistada de nuevo.

Patrullero clase Inspector “I-6” (EAQV).
Al iniciarse la Guerra Civil fue militarizada, en el bando republicano con el numeral V-34. El 16 agosto de 1.936 participa en el desembarco de Porto Cristo, operando desde Mahón. El 11 de noviembre de 1.936 figura adscrita a la Base Naval de Cartagena. El 1 de junio de 1.937 figura todavía en la Base Naval de Cartagena. El 1 de marzo de 1.938 figura en la Base Naval de Mahón. El 4 de febrero de 1.939 aparece adscrita a la Flotilla de Vigilancia y Defensa Antisubmarina de Baleares (Mahón) que estaba al mando del capitán Baudilio Sanmartin García. En Octubre de 1.939 causa baja en la Armada. El 10 agosto de 1.940 pasa a tercera situación, por orden de fecha 16 agosto. El 20 octubre 1.941 las lanchas I-2 e I-6 pasan destinadas a la Flotilla afecta a la Escuela de armas Submarinas. El día 20 febrero 1.948 por orden de fecha 23, se ordena su devolución a la Tabacalera, S.A.

BOE Núm. 266 de 5 de Noviembre de 1960

MINISTERIO DE HACIENDA

RESOLUCION del Servicio Especial de Vigilancia Fiscal por la que se anuncia la admisión de ofertas para la venta de la embarcación que se cita.

Habiendo sido declaradas desiertas las tres subastas anunciadas para la venta de la embarcación “I-6” de 133 toneladas, con dos motores marca “Sulzer” de 300 HP cada uno, en buen estado de funcionamiento, propiedad de este Servicio y surta en el puerto de Palma de Mallorca, se admiten proposiciones de compra para la adquisición de la indicada lancha, hasta el 15 de Noviembre de 1.960.
Las ofertas deberán ser dirigidas en sobre cerrado y lacrado al Jefe de la Sección Administrativa del Servicio Especial de Vigilancia Fiscal (Plaza de Colón núm. 4, Madrid), debiendo constar en el sobre la indicación: “ Para el concurso de venta de la embarcación “I-6”.
Abiertas las ofertas que pudieran presentarse por la Comisión Administrativa del Servicio, será adjudicada la embarcación de referencia al mejor postor.
Madrid, 26 de Octubre de 1.960.- El Inspector General.

Subasta “I-4”. B.O.E.-Núm. 118 de 27 de Abril de 1.956.

MINISTERIO DE HACIENDA.- Servicio Especial de Vigilancia Fiscal.- Anunciando la enajenación en pública subasta de embarcaciones afectas al Servicio Especial de Vigilancia Fiscal.
En virtud de lo acordado por el excelentísimo Sr. Ministro de Hacienda en 20 del actual, se convoca subasta pública para la venta de las embarcaciones, cuyas características, emplazamiento, valoración y demás circunstancias se detallan a continuación:
Buque “I-4”.
Eslora 32 metros, manga 5,20 metros, puntal 2,60 metros, desplazamiento 133 toneladas. Casco de acero. Monta dos motores “Sulzer” de 300 HP c/u, y demás aparatos que se mencionan en el lote número 1. Valor para la segunda subasta: 750.000 pesetas. Puerto de fondeadero: Málaga.
En la misma subasta figuraban también las embarcaciones: “B-5”, “A-3”, “C-6” y “B-4”. La primera subasta ya había sido el 5 de marzo de 1956, BOE Núm. 63.

Mi más sincero agradecimiento a Vicente S., J.M.B.C, y S.C., que han colaborado a hacer realidad este pequeño artículo en memoria de todos los compañeros que navegaron en estos buques.



2 comentarios:

Vicente dijo...

Bravo Jesus.

Estas hecho todo un escritor. Tengo fotos de la Cuervo. Te lñas enviare cuando pueda.

Vicente

JMMS dijo...

Gracias Vicente, pero solo soy un mal aficionado, y tu un gran maestro.