La finalidad de este blog no oficial, es intentar recuperar del olvido la historia del Servicio Marítimo de Vigilancia Aduanera. En memoria de todos aquellos que desde este pequeño, pero importante cuerpo, sirvieron a España a lo largo de siglos.
Este blog no pretende ser ningún foro de discusión, solo un punto de encuentro para los amantes de la historia naval en general, y del resguardo de rentas en particular. Está abierto a todo aquel que desee aportar artículos, datos e imágenes sobre los temas que aquí se tratan.

Correo de contacto: svahistoria@hotmail.com


Todos los textos, fotos, y dibujos tienen su copyright, solo se permite su descarga para uso privado, para poder publicarlas en otro medio de difusión pública con carácter lucrativo deberá tener el consentimiento del autor de forma expresa.

Unofficial blog about the history of the Spanish Customs Maritime Service.



viernes, 15 de mayo de 2009

Reconocimiento a miembros del resguardo de Denia en 1826.

Les dejo una nueva muestra de la antigüedad del Resguardo de Rentas. En esta Real Orden se reconoce el arrojo de la tripulación de la falúa de rentas de Denia, pues como comprenderemos por el texto las aprehensiones en aquel tiempo no eran nada fáciles.
En aquella época era usual referirse al capitán o jefe de la embarcación de rentas como cabo, que nada tiene que ver con el significado militar de la palabra, si no con el de mando del barco, como aún se recoge en el diccionario de la Real Academia.

A 24 de julio de 1826. = Real orden concediendo premios al resguardo de Denia, en Valencia, por la accion que ha sostenido contra un falucho contrabandista. __ Circulada por la Direccion general de Rentas el 29.
Con fecha 24 del corriente se ha servido el excmo. señor Secretario de Estado y del despacho de Hacienda comunicar á esta Direccion general la real orden siguiente:.
He dado cuenta al Rey nuestro señor de lo manifestado por V. SS. y el contador general de Valores en 6 del corriente, acerca del expediente remitido por el intendente de Valencia, en que resulta la efectiva aprehension de un falucho contrabandista, cargado de géneros de lencería y tabacos, hecha en las calas del cabo de S. Antonio por los dependientes y marineros de la falúa de rentas de Denia, al mando de su cabo D. Gerónimo Lopez, en cuya arriesgada y gloriosa accion murió el marinero Antonio Marti, salieron heridos el citado cabo Lopez y el marinero Juan Bautista Sanoguera, y asistieron los dependientes D. Pedro Ballester y D. Pedro Cabrera, y los marineros Josef Rodríguez, Mariano Almir, Josef Espi y Gaspar Reduan; y enterado S. M., conformándose con el dictámen de V. SS., y del referido contador general de Valores, se ha servido mandar que á los citados individuos se les den gracias por su valeroso comportamiento: que en las hojas de sus servicios se anote este particular y su mérito, y que se les tenga presentes para sus mejores colocaciones en primera coyuntura, con entera preferencía á otros que no hayan acreditado semejantes servicios, y especialmente al cabo que mandó la accion: que á este se le den mil quinientos reales; al marinero Sanoguera ochocientos, y á cada uno de los seis individuos restantes, dependientes y marineros, quinientos reales; é igual cantidad á Josefa Buquer, viuda del Antonio Marti, con mas tres reales diarios por vía de pension, que deberá percibir hasta que tome estado, en cuyo caso la cesará; haciéndose tales abonos del fondo del resguardo, ó en su defecto de otros de las rentas, con calidad de reintegro; pero que de todos modos los interesados los reciban al contado. De real orden lo digo á V. SS. para los efectos correspondientes á su cumplimiento y publicacion en la gaceta.
La Direccion la traslada á V. S. para su conocimiento; y que sirviéndose enterar al resguardo de esa provincia de esta real resolucion, procure imitar tan noble conducta y hacerse digno de las gracias de S. M.; en el concepto de que si desconociendo los sentimientos de pundonor que deben conservar todos sus individuos, no persiguen con valor y energía el contrabando hasta su exterminio, serán ignominiosamente expulsados del cuerpo, formándoles causa para el castigo correspondiente. Dios guarde &c. Madrid 29 de julio de 1826.

2 comentarios:

aduanero dijo...

Ahora ni las felicitaciones verbales nos dan... realizar un escrito no cuesta nada y se agradece, haciendo ver que contamos con el apoyo de nuestros jefes, o ministro de turno, algo que se perdió con el tiempo, y necesario.

JMMS dijo...

Antes de entrar en la AEAT, se felicitaba al personal del Servicio por sus actuaciones, e incluso se publicaban en los boletines. Además existía un historial personal de cada funcionario donde figuraban las aprehensiones en las que había participado. Esto contaba mucho a la hora de participar en un concurso para una plaza.