La finalidad de este blog no oficial, es intentar recuperar del olvido la historia del Servicio Marítimo de Vigilancia Aduanera. En memoria de todos aquellos que desde este pequeño, pero importante cuerpo, sirvieron a España a lo largo de siglos.
Este blog no pretende ser ningún foro de discusión, solo un punto de encuentro para los amantes de la historia naval en general, y del resguardo de rentas en particular. Está abierto a todo aquel que desee aportar artículos, datos e imágenes sobre los temas que aquí se tratan.

Correo de contacto: svahistoria@hotmail.com


Todos los textos, fotos, y dibujos tienen su copyright, solo se permite su descarga para uso privado, para poder publicarlas en otro medio de difusión pública con carácter lucrativo deberá tener el consentimiento del autor de forma expresa.

Unofficial blog about the history of the Spanish Customs Maritime Service.



sábado, 10 de diciembre de 2011

Un arrecife artificial con historia.

A una milla escasa del puerto de Palamós, en la zona conocida como La Llosa y a unos treinta metros de profundidad se encuentra hundido un antiguo buque de guerra reposando para la eternidad ahora convertido en un refugio de vida marina.



En la carta superior se indica el lugar aproximado donde se halla hundido el buque protagonista de este artículo.


Se sabe que aquel barco se llamaba "Boreas" como el violento dios de la mitología griega dueño del frío viento del norte que traía el invierno.

Pero, ¿qué relación puede guardar este blog con ese antiguo barco hundido para el deleite de buceadores?. Pues ahí va esta pequeña historia que me contó mi amigo Damián, y que he creído que debíamos contar.


En la fotografía superior el "Pellworm" como unidad de la US Navy con el numeral "USN-102"

Nuestra historia empieza en la febril Alemania de 1.938 cuando en los astilleros Königsberg Elbing Schichauwerft dan comienzo las obras para la construcción número 1349 de esta empresa, un remolcador con destino a la marina de guerra alemana que recibiría el nombre de "Pellworm". Su botadura se produciría el 20 de noviembre de 1939, pero el buque no quedaría plenamente operativo hasta el día 1 de abril de 1940 en el que fue entregado a la Kriegsmarine, que así se denominaba la marina de guerra alemana en aquellos tiempos, bajo la dirección del ya Gran Almirante Raeder . Darían así comienzo sus singladuras en aguas muy peligrosas, en una mala época, en plena Segunda Guerra Mundial. Su primer servicio lo prestaría en la Unternehmen Seelöwe u operación León Marino, acción que tenía como fin la invasión de Inglaterra. Trabajó incluso como auxiliar del famoso acorazado alemán "Tirpitz", seguramente cuando este permanecía escondido en la falsa seguridad del fiordo de Tromso.

En la imagen de arriba extraída de la WEB bordhunde, el remolcador "Passat" cabeza de lista de la serie.

El "Pellworm" pertenecía a la clase "Passat" y era un seeschlepper o remolcador de altura que tenía una eslora de 38,90 metros, una manga de 8,02 metros, un calado de 3,25 metros y un desplazamiento de 427 toneladas. Estaba propulsado por un motor K.H.Deutz de 8 cilindros y 800 caballos, que lo desplazaba a una velocidad máxima de 12 nudos. El resto de unidades de esta serie eran los Passat, Jasmund, Taifun, Memmert, Föhn, Monsun, Wogram, Jomsburg, Scharaort y Bora.

El 13 de agosto de 1941 se hundiría en Helsinki (posiblemente a causa de un sabotaje) siendo posteriormente reflotado y reparado en los astilleros Ostwerft para entrar de nuevo en servicio. El 27 de julio de 1945 fue tomado por las fuerzas aliadas como botín de guerra siendo destinado a misiones de dragado de minas para colaborar en limpiar las aguas europeas de los miles de estos artefactos fondeados durante la II Guerra Munidal .

El 1 de julio de 1951 sería clasificado como LSU/B (Labor Service Unit B) entrando en servicio con la US Navy con el nuevo distintivo de "USN-102".

El 8 de noviembre de 1956 retornaría a la marina de guerra alemana, ahora conocida como Bundesmarine, reclasificado como Maineunterwasserwaffenschule y recuperando su nombre original "Pellworm". Sería a partir de entonces cuando recibiría su nuevo distintivo "Y-801", destinándose a tareas de instrucción de actividades submarinas con base en el puerto de Bremenhaven. El 8 de junio de 1978 sería dado de baja en la marina de guerra alemana, con más de 250.000 millas náuticas recorridas y luego de 3800 días de mar. Durante su peligrosa vida militar tuvo hasta un total de 29 colisiones, e incluso fue alcanzado por un torpedo de prácticas en su costado de estribor.

En junio de 1980 sería comprado por un particular y bautizado con su último nombre "Boreas" y abanderado en Panamá, comenzando así la etapa oscura de esta valerosa y veterana nave.



Arriba una foto del patrullero "Aguila" del Servicio Especial de Vigilancia Fiscal.

Es solo unos años después cuando se cruza en la derrota del "Boreas" otro barco para apartarlo del mal camino. Este buque no es otro si no el patrullero "Águila" del "Servicio Especial de Vigilancia Fiscal", que con base en el puerto de Barcelona patrullaba las aguas del Mediterráneo.

Transcurría la plácida tarde del día 1 de octubre de 1985, cuando la dotación del "Águila" observa un viejo y destartalado remolcador a 10 millas náuticas al 045º de Cabo Bagur. Al ser un buque raro en aquellas aguas, Damián P.V. su capitán, decide inspeccionar aquel "candray".

A las 1730 horas el "Águila" se encuentra ya abarloado al remolcador de nombre "Boreas" y de bandera panameña. Embarca entonces en él una dotación de reconocimiento, que al poco detecta unos ruidos sospechosos en una cámara a popa del buque que se encuentra cerrada.

Ante la nula colaboración de los tripulantes (se negaron rotundamente a abrir la puerta) los funcionarios proceden con la máxima rapidez a forzar la puerta del compartimento ayudados por patas de cabra y martillos. Esta cámara estaba construida sobre la cubierta de popa, en el espacio que antes ocupaba el tren de remolque.

Una vez que pueden acceder a la cámara sorprenden en ella a varios tripulantes arrojando fardos lastrados con lingotes de hierro al mar, a través de un orificio construido a tal efecto. Hubo que hacer desistir por la fuerza a tres de ellos (capitán, jefe de máquinas y un marinero, todos de nacionalidad holandesa) para que dejaran de arrojar fardos.



En la foto superior el puente del patrullero "Aguila", donde distinguimos entre otros, en el centro a su capitán mi amigo Damián hecho un chaval, y al fondo al recordado Florentino Pedregal.

Se detuvieron además a otros tres tripulantes que completaban la dotación del remolcador, un belga, un ghanés y un natural de Sri-Lanka. De esta forma se pudo incautar un total de 650 kilos de hachís, aunque se calcula que la carga completa transportada por este buque podría rondar inicialmente los 5.000 kilogramos.

En el reconocimiento de la embarcación se localizaron unos modernos equipos de navegación y de comunicaciones que desentonaban con el resto del buque. Igualmente se halló una escopeta repetidora de fabricación italiana.

De la inspección de las cartas de navegación utilizadas por el buque, se dedujo que procedía de las cercanías del puerto de Alejandría, y que la droga tenía como destino la Costa Brava. A las 1900 horas una vez dado por finalizado el reconocimiento de la nave, el "Águila" se dirige con su presa al puerto de Palamós (Gerona).

A las 2250 horas, el patrullero del S.E.V.F. queda abarloado al patrullero de la Armada Española "Deva", con la embarcación apresada a su costado para su puesta a disposición judicial.

Como anécdota me contó Damián que el capitán del "Boreas" el holandés Theodorus Pomper en un descuido de la Policía Nacional cuando era trasladado, logró burlar la vigilancia y darse a la fuga. Sería localizado poco después en el basurero municipal donde pretendía permanecer escondido entre la basura.

El "Boreas" resultó ser un barco muy "latoso" para ser custodiado, pues había que estar achicándolo constantemente, así como revisar frecuentemente sus amarras en un puerto de meteorología tan adversa como el de Palamós. Por tanto fue un alivio para la tripulación del "Águila" cuando recibió la orden de dejar el "Boreas" en Palamós y retornar a su base de Barcelona.



Bella imagen donde podemos contemplar la proa del antiguo remolcador.

En 1988, el barco continuaba confiscado y anclado en el puerto de Palamós, sufriendo así la escala mas larga de toda la historia.

El Centro de Buceo Nautilus consideró entonces la posibilidad de adquirir el barco con la finalidad de crear un arrecife artificial que pronto se llenaría de vida y que fuese un atractivo para la zona de Palamós. Luego de largos trámites, conseguir los permisos necesarios, y descontaminar completamente el buque, el 25 de Enero de 1989 se procedió a hundir el "Boreas" ante las autoridades de Marina en la zona de bajos de La Llosa. Gracias a la entrega (presumo que no sería fácil tarea) de los socios Centro de Buceo Nautilus, el "Pellworm"/"Boreas" tiene por fin un merecido descanso, con una maravillosa y gratificante última misión, la de proteger la vida marina.



La zona de popa del "Boreas".

En internet se pueden encontrar numerosas fotos submarinas del pecio del "Boreas", e incluso algunos videos.

Postdata.- Curiosamente en el año 2003 el Servicio de Vigilancia Aduanera, sucesor del Servicio Especial de Vigilancia Fiscal, detendría otro buque mercante con el mismo nombre de "Boreas", pero eso ya será parte de otra historia.






No hay comentarios: