La finalidad de este blog no oficial, es intentar recuperar del olvido la historia del Servicio Marítimo de Vigilancia Aduanera. En memoria de todos aquellos que desde este pequeño, pero importante cuerpo, sirvieron a España a lo largo de siglos.
Este blog no pretende ser ningún foro de discusión, solo un punto de encuentro para los amantes de la historia naval en general, y del resguardo de rentas en particular. Está abierto a todo aquel que desee aportar artículos, datos e imágenes sobre los temas que aquí se tratan.

Correo de contacto: svahistoria@hotmail.com


Todos los textos, fotos, y dibujos tienen su copyright, solo se permite su descarga para uso privado, para poder publicarlas en otro medio de difusión pública con carácter lucrativo deberá tener el consentimiento del autor de forma expresa.

Unofficial blog about the history of the Spanish Customs Maritime Service.



sábado, 16 de noviembre de 2013

Se jubiló Enrique Ojeda.



El pasado día 4 de noviembre se jubiló nuestro querido amigo Enrique Ojeda, natural de ese trocito de España en África que es Melilla y Maquinista de la Marina Mercante. Se marcha a los sesenta años creo yo que cansado de aguantar tonterías de jefes ineptos y nada inteligentes. Porque como dice mi amigo Miguel la Administración Española es el Imperio de los Necios, entendiendo por tales los “amiguetes”, enchufados políticos y sindicalistas de carrera, etc, etc. que copan cargos directivos, bueno, y también algunos no directivos.

Cuando no saben como colocar a un amigo/vaca mansa en determinado puesto, se dice que lo que se necesita es un “gestor”… vamos un "todoterreno" que lo mismo entiende de motores, que de navegación, que de sanidad, que del manejo del arado romano con una sola mano, pero eso si, sin tener ni preparación técnica, ni experiencia ninguna. Vamos, ni puñetera idea.

Sin embargo personas que son auténticos profesionales como Enrique, son ignorados, “utilizados”, y nunca reconocidos. Y uno tiene su corazoncito.

Así nos luce el pelo en la piel de toro. Espero ver algún día que todos los puestos de la Administración sean otorgados tras un verdadero concurso de mérito, mientras tanto tendremos el auténtico desastre que es hoy la Administración Española y el Servicio de Vigilancia Aduanera en particular.

No podemos permitirnos el lujo de prescindir de personas como Enrique que a sus sesenta años acumula una sabiduría y experiencia extraordinaria adquirida tras muchos años de trabajo. Es un derroche. Mientras tenemos que aguantar a estúpidos ineptos, que no tenemos la suerte de que se jubilen.

Sé desde chaval que en una empresa no hay nadie imprescindible, pero mi amigo Enrique si será irreemplazable. Es como esos jugadores que se retiran y el equipo retira también su dorsal. No tendremos otro compañero como él, tan simpático y tan buena persona.

Cambiando de tema y por si lees esto, que lo del otro día fue solo un ensayo, tenemos que hacer una comida en condiciones Enrique.

No sé quién nos va a preparar ahora esas maravillosas tortillitas de camarones.


Abrazo electrógeno.




3 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Podéis indicar a que base marítima pertenece el compañero?

JMMS dijo...

Hola, si quiere saber en que base marítima ha trabajado Enrique, póngase en contacto conmigo a través del correo de esta página para comprobar quién realiza la pregunta, gracias.

Anónimo dijo...

Sí señor...!! buen compañero y amigos de todos sin distinciones de rango . Y que verdad ,la manada de inútiles que tenemos por jefes, si no fuera por la devoción de algunos por su trabajo estos estarían ya en sus casas hace tiempo.