La finalidad de este blog no oficial, es intentar recuperar del olvido la historia del Servicio Marítimo de Vigilancia Aduanera. En memoria de todos aquellos que desde este pequeño, pero importante cuerpo, sirvieron a España a lo largo de siglos.
Este blog no pretende ser ningún foro de discusión, solo un punto de encuentro para los amantes de la historia naval en general, y del resguardo de rentas en particular. Está abierto a todo aquel que desee aportar artículos, datos e imágenes sobre los temas que aquí se tratan.

Correo de contacto: svahistoria@hotmail.com


Todos los textos, fotos, y dibujos tienen su copyright, solo se permite su descarga para uso privado, para poder publicarlas en otro medio de difusión pública con carácter lucrativo deberá tener el consentimiento del autor de forma expresa.

Unofficial blog about the history of the Spanish Customs Maritime Service.



domingo, 1 de junio de 2014

La difícil aprehensión de la lancha "Alamoana", 1960.



En la imagen superior el patrullero "Vega" transitando por la dársena del puerto de Santa Cruz de Tenerife en el año 1957, fotografía cedida por mi estimado amigo Juan Carlos Díaz Lorenzo.

En la madrugada del día 18 de Octubre de 1960 el patrullero “Vega” del Servicio Especial de Vigilancia Fiscal en servicio de vigilancia en las aguas del Estrecho de Gibraltar detecta a las 0130 horas una embarcación sospechosa navegando en las proximidades de Punta Carnero (Algeciras), por lo que se acerca a ella y la ilumina con su proyector de búsqueda. Esta última al ver aproximarse a la embarcación española intenta en principio darse a la fuga y posteriormente al no conseguirlo, cambia su rumbo varias veces con la intención final de abordar a la “Vega”. En el primer intento el patrullero tiene incluso que dar atrás a toda máquina para evitar el abordaje, pasando la lancha contrabandista rascando su proa.


En la fotografía anterior podemos contemplar la lancha contrabandista "Alamoana" una vez reflotada, en el puerto de Algeciras. Según Don José Albadalejo Costa el tabaco que llevaba en su bodega amortiguó el abordaje e incluso influyó a que la lancha tardase más tiempo en hundirse.

La embarcación del S.E.V.F. logra evitar en un principio las embestidas de la lancha contrabandista, pero como tampoco quiere dejar que escape la lancha contrabandista, continúa su acoso. Finalmente ya sobre las 0300 no puede evitar el abordaje de tal forma que la “Vega” resulta con un gran boquete en su amura de estribor. Afortunadamente no se provoca ninguna vía de agua ya que la colisión se ha producido sobre la línea de flotación. La lancha contrabandista ha salido peor parada, gracias a una maniobra de la “Vega” en el último momento, ha sufrido una gran avería en su costado de babor.


En estas circunstancias el patrullero español abre fuego y logra abordar a la lancha contrabandista de nombre “Alamoana”, que va cargada de tabaco rubio y whisky. De su tripulación fueron detenidos el capitán de nacionalidad inglesa y residente en Tánger, Gordon E. Roushey, y Antonio González Martínez de Osuna, Sevilla, que se encuentran heridos. Otros tres tripulantes consiguieron ganar a nado la costa española. Uno de estos sería posteriormente detenido por la policía de la Línea de la Concepción.


En esta histórica imagen amablemente cedida por nuestro compañero "Many", se puede apreciar el enorme boquete que le produjo la "Alamoana" al patrullero "Vega" en su amura de estribor. Estas lanchas de procedencia inglesa se construían con doble forro según la técnica conocida como "hard chine", es decir las tracas del primer forro se cruzaban en diagonal con las del segundo 90 grados. Si a esto unimos que por aquel entonces se utilizaba madera de Mahogany (variedad de caoba), y lo especialmente reforzado de la zona de proa, solo cabe pensar que el abordaje tuvo que ser muy violento.

Ambas lanchas pudieron llegar a duras penas al puerto de Algeciras tras cubrir 9 millas, donde la  “Alamoana” se hundiría solo unos momentos después. La “Vega” que se había amarrado a ella por su costado de babor para evitar su hundimiento, no tuvo más remedio que cortar los cabos que las unían para evitar que esta la arrastrara al fondo.

Días más tarde al conseguir reflotarla apareció en su interior el cadáver de otro miembro de la lancha contrabandista.

Curiosamente ambas lanchas tenían un mismo origen, anteriormente habían sido dos unidades de la Royal Navy, excedentes tras la II Guerra Mundial. La lancha “Alamoana” era conocida entre los contrabandistas como “La Chula”.


Fuentes y documentación: Agencia Cifra, artículo José Albadalejo Costa. Fotos Many.




No hay comentarios: