La finalidad de este blog no oficial, es intentar recuperar del olvido la historia del Servicio Marítimo de Vigilancia Aduanera. En memoria de todos aquellos que desde este pequeño, pero importante cuerpo, sirvieron a España a lo largo de siglos.
Este blog no pretende ser ningún foro de discusión, solo un punto de encuentro para los amantes de la historia naval en general, y del resguardo de rentas en particular. Está abierto a todo aquel que desee aportar artículos, datos e imágenes sobre los temas que aquí se tratan.

Correo de contacto: svahistoria@hotmail.com


Todos los textos, fotos, y dibujos tienen su copyright, solo se permite su descarga para uso privado, para poder publicarlas en otro medio de difusión pública con carácter lucrativo deberá tener el consentimiento del autor de forma expresa.

Unofficial blog about the history of the Spanish Customs Maritime Service.



domingo, 17 de julio de 2016

Adiós HJ-VIII, adiós.


Algeciras 13 de julio de 2016, mediodía. Sin esperarlo llego justo a tiempo de decirle adiós a un veterano, el patrullero "HJ-VIII". Las lanchas conocidas por nosotros como "HacheJotas", y por "los malos" como "turbos" marcaron toda una época y llegaron a ser unos patrulleros muy apreciados por sus tripulaciones.

Yo saqué de Rodman la "HJ-III", que contribuyó de forma fundamental a no dejarme una vértebra en condiciones, y machacarme sus correspondientes discos separadores.

No obstante hay que reconocerle a estas espartanas embarcaciones, que con su llegada colapsaron el contrabando en el Estrecho de Gibraltar, pues superaban a todas las lanchas contrabandistas a finales de los ochentas.

Hoy en día no se puede decir lo mismo de sus sucesoras, las Colimbos/Aguilas, que no pueden con las magníficas semirrígidas que campean a sus anchas por el sur de España.

Cuando tenga más tiempo dedicaré un apartado a la historia de mis, a pesar de todo, queridas "Hachejotas".

Por el momento, adiós "HJ-VIII". Cualquiera sabe las millas que has navegado, los golpes de mar que llevas en tus cuadernas, y las persecuciones a toda máquina que han soportado tus duros motores. Te has portado. Adiós compañera.



1 comentario:

Anónimo dijo...

yo estuve en la hj ix bastantes años y es verdad que salimos todos los componentes de estas embarcaciones con los huesos molido pero satisfecho del trabajo realizado un abrazo MEDEL Y continua con tu blog que es muy interesante que se sepa algo del trabajo que hemos echo y se siggue haciendo hasta pronto