La finalidad de este blog no oficial, es intentar recuperar del olvido la historia del Servicio Marítimo de Vigilancia Aduanera. En memoria de todos aquellos que desde este pequeño, pero importante cuerpo, sirvieron a España a lo largo de siglos.
Este blog no pretende ser ningún foro de discusión, solo un punto de encuentro para los amantes de la historia naval en general, y del resguardo de rentas en particular. Está abierto a todo aquel que desee aportar artículos, datos e imágenes sobre los temas que aquí se tratan.

Correo de contacto: svahistoria@hotmail.com


Todos los textos, fotos, y dibujos tienen su copyright, solo se permite su descarga para uso privado, para poder publicarlas en otro medio de difusión pública con carácter lucrativo deberá tener el consentimiento del autor de forma expresa.

Unofficial blog about the history of the Spanish Customs Maritime Service.



viernes, 2 de julio de 2010

La bandera de los buques del Servicio de Vigilancia Aduanera (dos).

En un artículo anterior que titulaba: “La bandera de los buques del Servicio de vigilancia Aduanera “ *, quise dejar constancia de mis averiguaciones hasta la fecha, sobre las diferentes banderas que enarbolaron los buques del resguardo marítimo de Hacienda. Sabía entonces que no era un artículo cerrado, pues tenía claro que dejaba muchas lagunas.

Con este segundo artículo, intento completar el anterior, pero aún el asunto quedará abierto pues creo necesario acudir a consultar archivos nacionales, misión que no preveo realizar a corto plazo, pero que sueño con llevar a cabo algún día si Dios lo quiere.

Como podrán comprobar, el resguardo de Hacienda, no es solo un cuerpo que posee bandera propia, si no que quizás sea uno de los servicios del estado que más banderas tuvo a lo largo de la historia.

Empeñado en esta tarea, se me ocurrió consultar con la Sociedad Española de Vexilología, que como ustedes saben son señores que llevan a cabo estudios serios en el campo de las banderas. Efectivamente, pues la palabra vexilología viene del latín vexillum, bandera o estandarte, y del griego logos, conocimiento.

En una publicación de esta Sociedad tuve la suerte de topar con un excelente artículo de Luís Miguel Arias Pérez, que comento a continuación.

El artículo se centra en las banderas de la Compañía Arrendataria de Tabacos, y comienza haciendo referencia a la Real Orden de 11 de Junio de 1889 por la que se aprueba el Reglamento para el resguardo especial de la C.A.T. En el artículo 106 de este reglamento se establece que “los buques de la Compañía arbolarán la bandera mercante con las iniciales C.A.T.; a excepción de los que tengan Real patente de yacht, que usarán las que á estos corresponden, con las mismas iniciales”.



Por Real Orden de 19 de Septiembre de 1898, se aprueba de forma provisional el “Reglamento sobre las facultades y deberes de los Agentes del servicio de Vigilancia de la Compañía Arrendataria de Tabacos”. En su artículo 5 califica a los buques de la Compañía destinados a la vigilancia marítima como auxiliares de la Marina de guerra y establece para éstos la “bandera nacional de guerra igual á la de los buques de la Armada, con la sola diferencia de ser repetidos y cruzados en el escudo central los de Castilla y León, y de llevar al pie del mismo las iniciales C.A.T. en color azul”.

El 27 de Mayo de 1902 se aprueba el “Reglamento sobre las facultades y deberes de los Agentes del servicio de Vigilancia de la C.A.T.” definitivo y se da el mismo artículo del reglamento provisional con respecto a la bandera, con lo que esta no varía.


Con la llegada de la II República, en 1931, se adapta la bandera al nuevo modelo. El escudo aparece centrado de acuerdo con la nueva definición de bandera de buques de guerra, las iniciales se trasladan a la franja inferior arrastradas por la reducción de la franja amarilla central y las letras se representan en negro para que no desparezcan con el nuevo color morado de la franja inferior.




Pese a este cambio de color en las iniciales, estas no eran completamente legibles, sobre todo en la distancia. Este problema no era exclusivo de esta bandera dado que la Compañía de Mar de África, que también usaba el miso estilo de bandera pero con rótulo “compañía de mar”, hubo de mutar las letras a blanco para que se distinguieran. La solución adoptada para la Compañía Arrendataria de Tabacos en 1933 fue reducir el escudo, y desplazarlo junto con las letras ligeramente hacia arriba.



En la guerra civil de 1936 a 1939 surge un nuevo estado autodenominado “nacional” en contraposición al legítimo republicano. Este nuevo estado establece el consejo de la Compañía Arrendataria de Tabacos en Burgos, mientras por su parte, el Gobierno de la República primero interviene y posteriormente se incauta de la compañía, en la parte de España que aún controla, debido a que una gran mayoría de sus consejeros han optado por el otro bando. En Enero de 1938, el cuerpo de vigilancia de la Compañía afín a la República pasa a depender de la Dirección General del Timbre y Monopolios y en Abril se rescinde el contrato con la Compañía Arrendataria de Tabacos y se crea el Monopolio de Tabacos y Fósforos. Con esto la bandera republicana de la C.A.T. desaparece.

Por su parte, el bando no republicano usó como bandera de los buques de guerra durante cerca de dos años, una bandera como la anterior a la república pero con el escudo republicano en lugar del de dos cuarteles con corona real. Así pues, la bandera de la Compañía Arrendataria de Tabacos sería dicho pabellón con las iniciales C.A.T. en azul.



Es dudoso que tanto esta bandera como la versión republicana llegasen a ser usadas realmente durante la guerra civil dado que ambos bandos incautaron las embarcaciones de la Compañía para su uso como buques de guerra.

Acabada la guerra, la Compañía Arrendataria de Tabacos siguió ocupándose del monopolio del tabaco hasta 1945 cuando se creó Tabacalera, S.A. que asumió sus competencias. No se ha podido, hasta la fecha, encontrar indicios de cómo fue exactamente la bandera de la Compañía desde la guerra civil hasta la conclusión de su contrato, aunque es muy probable que siguiese siendo la de la bandera de guerra con las iniciales debajo.

Por Decreto de 11 de Septiembre de 1945 se aprueba el Reglamento para la práctica de los Servicios de Vigilancia Terrestre y Marítima de Tabacalera, Sociedad Anónima en el que se establece que los barcos e Tabacalera, S.A. se considerarán elementos auxiliares de la Marina de Guerra y que han de ir habilitados por una patente de navegación expedida por los Capitanes Generales de los Departamentos Marítimos.

El modelo de esta patente fue dado a conocer por Orden de 19 de Febrero de 1952. En la patente se incluía la siguiente frase: “…pudiendo las embarcaciones usar la bandera nacional de guerra, iual a la de los buques de la Armada, con las iniciales T.S.A. en color azul,…” .




Un decreto de 17 de Diciembre de 1954 establece que el Servicio Especial de Vigilancia Terrestre y Marítima de Tabacalera, S.A. pase a depender del Ministerio de Hacienda. Toma ahora el nombre de Servicio Especial de Vigilancia Fiscal. Una Orden de 28 de Noviembre de 1955 dio a conocer el nuevo modelo de patente de navegación en la que se decía “… pudiendo las embarcaciones usar la bandera nacional de guerra, igual a la de los buques de la Armada, con las iniciales S.V.F. en color azul…”.

El 22 de Junio de 1961 se aprueba un decreto por el que se regula la vigilancia marítima del Servicio Especial de Vigilancia Fiscal. Este decreto, aún en vigor, establece en su primer artículo que los buques de este Servicio “arbolarán la bandera que para los pertenecientes al Ministerio de Hacienda establece el Decreto de 11 de Octubre de 1945”, es decir, el Reglamento de Banderas de 1945.


El Reglamento de Banderas fue sustituido en 1977 y esta bandera es una de las que fueron modificadas en el nuevo reglamento, desapareciendo el escudo y poniendo coronas reales cerradas en vez de las anacrónicas estilo Reyes Católicos del Reglamento de 1945.


Las banderas relacionadas anteriormente están contempladas en textos legales, si bien es cierto que por el momento no tenemos testimonios gráficos que confirmen que realmente todas ellas llegaran a usarse en la práctica.


Juan Pardo San Gil, al que admiro como historiador, incluso añade otra bandera que pudiera haberse usado durante la Guerra Civil Española en los buques de la flotilla del Ministerio de Hacienda de la zona republicana, compuesta en su mayoría por unidades de la Compañía Arrendataria de Tabacos.




Este apartado queda abierto a comentarios y aportaciones, en espera de que algún día podamos conocer al completo todas las banderas que enarbolaron los buques de Hacienda a lo largo de la historia.


Los dibujos de las banderas del presente artículo han sido realizados por el autor del blog a partir de otros, buscando una mayor calidad de imagen para poder apreciar mejor los detalles, e intentando ser lo más fiel posible a los datos de los que disponía. Se admiten críticas.


* Enlace al artículo anterior del blog sobre las banderas del Resguardo de Hacienda. (http://svahistoria.blogspot.com/2008/06/la-bandera-de-los-buques-del-servicio.html)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Uf... la legitimidad republicana... la memoria histórica, la madre que nos parió, qué pereza.
Oye, por lo demás, muy bueno.

JMMS dijo...

El blog como verá no quiere entrar en opiniones políticas, solo recuperar la historia del SVA y sus banderas son parte de la misma.
Historia solo hay, son las personas las que la desvirtúan por ignorancia o interés.

Gracias por su comentario.